TVCRISTIANA MUJER VIRTUOSA

Friday, April 27, 2012

DILE A ESE MONTE QUE SE ECHE AL MAR Y SE ECHARA

Dice una muy conocida y popular alabanza:Si tuvieras fe como un grano de mostaza
eso lo dice el Señor
tu le dirías a la montaña, muevete,
muevete, y la montaña se moverá,
se moverá, se moverá...................


Estamos generalmente acostumbrados a hablar con nuestros familiares, con nuestros amigos, con nuestros compañeros de trabajo o estudios, con nuestros vecinos, con el cartero de correos, con el tendero, etc, etc.

Pero, ¿alguna vez hemos pensado, o hemos tenido la idea o inquietud de hablarle a todas aquellas cosas o circunstancias que nos preocupan y nos quitan la paz y tranquilidad en nuestras vidas, es decir hablarle a nuestras enfermedades, a nuestra situación económica, a nuestros problemas familiares, a nuestros problemas laborales, etc, etc.?

Nuestro amado Maestro Jesús nos enseña que hablemos a nuestros problemas, hablar a nuestra semilla y a nuestra cosecha y ordenarles que a alinearse con la Palabra de Dios.< DEBEMOS HACERLO ASÍ, PORQUE EL LO HIZO>.

"Y viendo de lejos una higuera que tenía
hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo;
pero cuando llegó a ella, nada halló sino hojas,
pues no era tiempo de higos.
Entonces Jesús dijo a la higuera: Nunca
jamás coma nadie fruto de tí. Y lo oyeron sus
discípulos.
Y pasando por la mañana, vieron que la
higuera se había secado desde las raices.
Entonces Pedro, acordándose, le dijo:
Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha
secado.
Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en
Dios.
MARCOS 11 : 13,14 ; 20-22

El Maestro Jesús habló a la higuera para que no produjera fruto y la higuera se secó, lo hizo de tal forma y manera que sus discípulos escucharon sus palabras y luego con sus ojos vieron a la higuera seca, esto fue una enseñanza y lección muy valiosa para sus discípulos, el hablar a algo y el poder que hay en hacerlo en el nombre de Jesús.

"Y levantandose, reprendió al viento, y dijo
al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y
se hizo grande bonanza.
Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados?
¿ Cómo no tenéis fe?."
MARCOS 4 : 39,40

En esta vez, el Maestro Jesús habló a los vientos y a las olas del tempestuoso Mar de Galilea, dijo: "Calla, enmudece". La tormente y las olas obedecieron la palabra hablada por el Señor, quién dijo a sus discípulos ¿Cómo no tenéis fe", con esta interrogante el Maestro les quería hacer entender y enseñar que ellos podían haber hablado a los vientos y a las olas y lograr los mismos resultados,
pero si hubieran hablado en fe, en el nombre y poder de Jesucristo.

"pero recibiréis poder, cuando haya venido
sobre vosotros el Espìritu Santo, y me seréis
testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria,
y hasta lo ultimo de la tierra."
HECHOS 1 : 8

El nos dijo que nosotros recibiríamos poder después que el Espíritu Santo viniera sobre nosotros. Así como Jesús, Dios ha provisto para nosotros una fuente de poder a través de su Espíritu Santo. Nosotros activamos ese poder por nuestra fe.

"Digo, pues, por la gracia que me es dada, a
cada cual que está entre vosotros,que no tenga
más alto concepto de sí que el que debe tener,
sino que piense de si con cordura, conforme a la
medida de fe que Dios repartió a cada uno."
ROMANOS 12 : 3

En este versículo claramente podemos entender que Dios nos ha dado la medida de la fe, no una medida, sino la perfecta medida para realizar el trabajo.

"(porque por fe andamos, no por vista)"
2 CORINTIOS 5 : 7

El apóstol Pablo nos dice en el verso anterior, que nosotros andamos por fe y no por vista, ¿ y como lo entendemos esto?, pues simplemente hablando, la vista de las circunstancias, si nos fijamos en ellas, puede desorientarnos y aun destruirnos. Pero si operamos y nos movemos en fe, según la Palabra de Dios, vamos a permanecer firmes en nuestra esperanza y confianza en Dios, sin importar para nada lo que parezca ser.

Como hablamos o como usamos nuestras palabras, son la evidencia de nuestra fe, o mejor dicho, es tiempo de ordenar que nuestras circunstancias se pongan en línea y armonía con nuestra fe.

"Porque de cierto os digo que cualquiera que
dijere a este monte: Quitate y échate en el mar,
y no dudare en su corazón, sino creyere que
será hecho lo que dice, lo que diga le será
hecho
Por tanto, os digo que todo lo que pidieréis
orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá."
MARCOS 11 : 23,24

Marcos nos dice y nos enseña en el versículo 23 que hablemos a la montaña y también en el versículo 24 nos dice que debemos creer que recibiremos cuando nosotros oramos y nos vendrá.

Por tanto, si hablamos de acuerdo a la Palabra de Dios, y de acuerdo a su voluntad, en el nombre del amado Maestro Jesús, manteniendonos firmes en la fe y con plena certeza y confianza de la respuesta, PODEMOS HABLARLE A LA MONTAÑA.

Por que la montaña no es otra cosa que todos nuestros problemas y circunstancias que en un momento determinado están golpeando nuestras vidas, nos están robando o tratando de robarnos la paz y el gozo que el Señor derrama sobre nuestro corazón. Pero tenemos poder y autoridad para hablarle a la montaña de acuerdo a la Palabra de Dios, y en el nombre de Jesucristo esa montaña sera movida, porque hay autoridad y poder en la Palabra de Dios.

HÁBLALE A TU MONTAÑA, TU LO PUEDES HACER TIENES PODER EN CRISTO

No comments:

Post a Comment

There was an error in this gadget